• 19 diciembre, 2012

Domiciliar una sociedad no es cesión ilícita de arrendamiento

Domiciliar una sociedad no es suficiente para considerar cesión ilícita de arrendamiento

Para resolver un contrato de arrendamiento de local de negocio motivado en que el inquilino haya realizado una cesión ilícita de arrendamiento, inconsentida por el arrendador de dicho alquiler a un tercero, no basta alegar por el arrendador que se han domiciliado sociedades en dicho inmueble, sino que es precisa una verdadera ocupación por el tercero ajeno a la relación arrendaticia, que en el caso de sociedades consiste en el desarrollo de una actividad y no basta con la mera designación de un domicilio social si no hay una ocupación o aprovechamiento real.

Así lo acaba de ratificar el Tribunal Supremo (Aplicando el mismo criterio que sus sentencias precedentes: SSTS de 27 de junio de 2010 y 17 de noviembre de 2011), con su sentencia de fecha 13 noviembre 2012 unificando las discrepancias jurisprudenciales en esta materia que se movían entre dos soluciones: a) las que sostenían que era suficiente designar un domicilio para la resolución del contrato; y b) las que exigían una ocupación real y efectiva y que se constatase el desarrollo de una actividad.

Llámenos al 91 445 03 07 si le interesa mantener una Iguala de consultas para evitar problemas legales

Domiciliar una sociedad no es cesión ilícita de arrendamiento | UCELAY Bufete de Abogados Mercantiles en Madrid

Consulte

91 445 03 07