• 24 enero, 2013

Tenemos pocos datos personales, ¿debemos hacer la adaptación a la LOPD?

¿Es aconsejable realizar la adaptación a la LOPD aún con pocos datos personales?

Indudablemente, SÍ. La adaptación a la LOPD no requiere de una cantidad mínima a partir de la que surja obligatoriamente la obligación de cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos. Para dejarlo más claro: basta con que tenga un empleado, un cliente particular o tener una página web (Las webs suelen rastrear las IP de los usuarios y las Cookies que, a día de hoy, se consideran datos personales. Así mismo disponen de formularios de contacto para recibir solicitudes de información por ejemplo), para estar obligado a su cumplimiento.

De hecho, el artículo 3.d de la LOPD define al obligado, al responsable del fichero o tratamiento, como toda “persona física o jurídica, de naturaleza pública o privada, u órgano administrativo, que decida sobre la finalidad, contenido y uso del tratamiento”. Por otro lado, el Real Decreto de desarrollo añade también a estos sujetos obligados a “los entes sin personalidad jurídica que actúen en el tráfico como sujetos diferenciados” como sería el caso de las Comunidades de Propietarios. Una comunidad de vecinos, con dos vecinos, estaría sujeta a la Ley y debería adaptarse igualmente. 

Cuándo podría no realizarse la adaptación a la LOPD

Los casos donde podría excluirse provisionalmente tal posibilidad serían, por ejemplo, aquellos donde hubiera un profesional o una sociedad unipersonal, sin empleados y cuyos clientes y proveedores lo fueran empresas (no empresarios individuales en principio) donde solamente se trataran datos de carácter profesional, sin página web o con una que no trace ni recoja los datos IP y Cookies de los usuarios de Internet que la visitan y que no hiciera newsletters entre sus conocidos. Sin embargo, estos casos parecen prácticamente residuales. 

Protección de datos personales, privacidad

Muchas empresas consideran que recaban pocos datos y que no están sujetos. Algunas consideran que sus obligaciones, en este sentido, se acabarían con la inscripción de ficheros realizada al constituir la empresa o posteriormente (Últimamente hemos conocido esto último de nada más y nada menos que una Agencia de Viajes minorista), sin embargo, ignorar la Ley no le librará de su cumplimiento ni de la sanciones imponibles. Además, la privacidad es una preocupación crecientemente consciente en los ciudadanos que cada vez más ejercen sus derechos frente a quienes no los respetan. 

Para adaptar su organización a la Ley Orgánica de Protección de Datos puede contactarnos en el 91 445 03 07

Adaptación a la LOPD | UCELAY Bufete de Abogados Mercantiles en Madrid

Consulte

91 445 03 07