• 6 abril, 2018

Restricciones para ampliar capital social. Ya no será tan fácil diluir al socio minoritario

Según una reciente doctrina judicial que se está abriendo paso, empiezan a imponerse restricciones para ampliar capital social. Se podrá impugnar acuerdos de junta de ampliación de capital por perjudicar a los socios minoritarios si la operación no está suficientemente motivada.

 

Ampliaciones de capital para diluir a los socios minoritarios

En artículos anteriores hemos avisado del peligro que tienen los acuerdos de ampliación de capital para los intereses de los socios minoritarios. Este tipo de operaciones societarias, se adoptan frecuentemente para librarse de aquéllos valiéndose del efecto dilutivo generado en el socio que no suscriba, pues éste normalmente verá recortada su participación en la sociedad y, por ello, sus derechos y poder sobre ella.

Hasta ahora, los jueces no entraban a valorar la causalidad de la ampliación de capital, de manera que si lo que motivaba esta no era una razón objetivamente beneficiosa para la sociedad, sino que su finalidad era más bien buscar el efecto – la consecuencia – de diluir al socio, el minoritario se debía conformar si la operación se había hecho correctamente dado que el juez únicamente valoraba los aspectos formales de la operación pero no las razones sustantivas.

 

Cambios en la doctrina

Sin embargo, parece que la doctrina estaría cambiando y en una sentencia de la Audiencia Provincial de Vizcaya, en una sentencia relativamente reciente de fecha 29-9-2017, afectante a DURO FELGUERA S.A., se resuelve considerar que la operación de capital únicamente buscaba diluir al socio y que, por tanto, ésta sería lesiva al no estar motivada objetivamente en una razón operativa, económica o funcional de la propia empresa.

Esta sentencia es la segunda de esta Audiencia Provincial tras otra anterior EDJ 2016/283286 SAP Vizcaya de 2 diciembre de 2016. El tenor literal de esta primera sentencia, que sentó las bases, resulta elocuente respecto a esta nueva postura judicial, al decir que:

No se ha demostrado la necesidad de proceder a tal ampliación del capital social, y la trascendencia o beneficio que tal operación supusiese para la situación económica de la sociedad, por lo que la aprobación de aumento del capital social se llevó a efecto por los socios mayoritarios capitalistas, no en defensa del interés social considerado como tal y con repercusión con respecto a terceros, sino con la intención de frustrar el derecho de opción de compra de los socios minoritarios y así incidir en un mayor control social. Apreciamos pues una actuación constitutiva del abuso de derecho vedado por el art. 7.1 del CC, cuya aplicación al derecho societario es admitida por la jurisprudencia (SSTS de 10 de diciembre de 2008, reiterando la de 10 de febrero de 1992, así como la de 10 de noviembre de 2011entre otras).

En sentido análogo, la anterior de la AP Cantabria, sec. 4ª, S 27-11-2014, nº 404/2014, rec. 66/2014 en la que se hacía énfasis en que las explicaciones meramente formales no parecían suficientes para justificar la operación:

  • D. Jeronimo no considera suficientes dichas explicaciones al no conocer la situación de la empresa y desconocerse los proyectos a ejecutar en los siguientes ejercicios; vuelve a contestar el administrador que los proyectos serán los propios de la actividad de la empresa.
  • El administrador no facilita al Socio informe escrito o verbal suficiente para que el socio pueda hacerse una opinión sobre la necesidad de ampliar el capital; no se informa sobre la situación económica de la sociedad ni sobre los proyectos a ejecutar en los siguientes ejercicios, el socio carece de datos para saber si la sociedad puede afrontar la financiación propia, etc. Por todo ello consideramos nulo el acuerdo adoptado sobre ampliación de capital y el derivado de modificación de estatutos.

Doctrina del abuso del derecho

Como se puede ver en la citada resolución, se aplica la regulación y doctrina del abuso de derecho pues se apoya en tal institución al seguir fundando la postura.

Las SSTS de 26 de noviembre de 2014, 1 de febrero de 2006 y 18 de mayo de 2005, afirman que se puede apreciar la doctrina del abuso del derecho cuando una actuación aparentemente correcta representa en realidad una extralimitación a la que la ley no concede protección alguna, generando unos efectos negativos al resultar patente la circunstancia subjetiva de ausencia de finalidad seria y legítima, así como la objetiva de exceso en el ejercicio del derecho.

La consecuencia lógica de todo ello fue la declaración de nulidad de la Junta en la que tuvo lugar la aprobación de la operación.

 

Restricciones para ampliar capital social sin motivo justificado

Nos encontramos ante otro supuesto más en el que no resulta suficiente apoyarse en los formalismos societarios o contractuales para dar validez a una operación que tiene un efecto dañoso en un tercero. En este caso, los socios. Por tanto, será preciso contar con una buena motivación que justifique la operación y que la misma se incorpore a la propuesta que deba debatir y aprobar la junta.

Dado que la motivación adquirirá una gran relevancia, también dará lugar a una correlativa mayor exposición de quien la proponga vía derecho de información del socio que puede querer conocer más detalles del plan o proyecto del que traiga causa la ampliación de capital. Para dar coherencia al proyecto y poder prevenir será adecuada la experiencia de la casuística litigiosa que pueda aportar un asesor pues la ley únicamente no aporta suficientes elementos para establecerlo sino que se hace preciso tener una perspectiva jurisprudencial.

 

Restricciones para ampliar capital social sin motivo justificado - UCELAY Bufete de Abogados Mercantiles en Madrid

Consulte

91 445 03 07